Thomas Weber - Fotografía

Idioma:
alemán inglés español árabe sefardi


Aspectos técnicos del negativo:
El negativo debe ser un papel fotográfico recubierto de plástico. Este papel PE ofrece una mejor alisamiento que el papel baryt. Dicho papel debe tener una gradación fija.

En cuanto a la velocidad y gradación, este negativo de papel difiere mucho si lo comparamos con el negativo moderno de película analógica. Para medir estos factores utilicé el Zone System de Ansel Adams, desarrollado en la década de los cuarenta del siglo XX y que se sigue enseñando hasta la actualidad en las universidades americanas. Utilicé 9 DIN / 6 ASA y N+3 gradación. Es necesario utilizar un tipo de papel de gradación 1 que luego mediante una técnica con un revelador suave disminuye a gradación 0. Una película moderna de una gradación normal ofrece un rango de 11 diafragmas para producir una escala de tonalidades completas del gris, desde el negro al blanco. Un papel negativo sólo puede abarcar un máximo de 8 diafragmas. Se hace especialmente difícil obtener fotografías bajo unas condiciones de luz brillantes. Es necesario un trabajo de alta precisión y la decisión desde el punto de vista artístico, el cual parte de que el objeto debería representarse en la impresión y que tiene que atenuarse en blanco o negro. Además, el papel fotográfico con gradación fija es sólo sensible a la luz azul. Por lo tanto, la escala de tonalidades de grises del objeto nunca se representará en una manera natural. Y, como los negativos de papel pierden velocidad entre 2 a 3 diafragmas en las últimas horas del día.

Escaneo del negativo:
Por supuesto que es posible escanear el negativo e imprimirlo como un positivo con la ayuda de software, pero hay que tener en cuenta dos cosas: los escáneres planos no mostrarán la estructura fibrosa del papel y la sensación táctil del papel baryt difícilmente puede ser copiada por una impresora digital.

Calotipo frente a calitipia:
El procedimiento de calotipo presentado por Talbot 1839 no debe confundirse con la calitipia patentada en 1889. La calitipia fue común en Europa hasta la década de los veinte del siglo XX. En los últimos años se ha producido un resurgimiento de este procedimiento mediante la integración de la tecnología de TI. La base es un negativo de encuadre pequeño o archivo (fotografía digital) que se imprimirá como un negativo de gran formato para la impresión de contacto. Si bien, la expresión artística de una calitipia no es comparable con un calotipo moderno que siga estrictamente el concepto de 1839.

© Thomas Weber 2010 - 2017